Personas que viven con el VIH que tienen la carga viral suprimida

Export Indicator

El número y porcentaje de adultos y niños que viven con el VIH que tienen la carga viral suprimida a la conclusión del periodo sobre el que se informa
What it measures
La carga viral a nivel individual es la medición recomendada sobre la eficacia de la terapia antirretroviral e indica el nivel de adherencia al tratamiento y el riesgo de transmisión del VIH. Un umbral de carga viral de <1.000 copias/ml define el éxito del tratamiento de acuerdo con las Directrices consolidadas de la OMS 2016 sobre uso de medicamentos antirretrovirales para el tratamiento y la prevención de la infección por VIH. Deberá considerarse que las personas con resultados en las pruebas de carga viral que estén por debajo de ese umbral tienen la carga viral suprimida.
Rationale
La supresión viral entre las personas que viven con el VIH es uno de los 10 indicadores mundiales de las directrices de información estratégica consolidadas de la OMS 2015 sobre VIH y el sector sanitario. Ese indicador también es de ayuda para monitorear el “tercer 90” del objetivo 90–90–90 del ONUSIDA: que el 90% de las personas que reciben terapia antirretroviral tengan la carga viral suprimida para el año 2020.
Numerator

Número de personas que viven con el VIH, en el periodo del que se informa, que tienen una carga viral suprimida (<1.000 copias/ml)

Denominator
Número estimado de personas que viven con el VIH (para estimar la cobertura de supresión de la carga viral);
 
ó
 
Número estimado de personas que viven con el VIH y reciben tratamiento (para determinar el progreso hacia el tercer 90).
Calculation
Numerador/denominador
 
Nota: Desde el 2018, los países cuya población sea superior a 250.000 habitantes deberán informar sobre este indicador en Spectrum. Los resultados se importarán a la herramienta de informes GAM cuando se complete el archivo nacional. Los informes por grupos de edad y sexo detallados se seguirán realizando en la herramienta de informes GAM
Method of measurement
La supresión viral se define como <1000 copias ml. Para países con otros umbrales (como indetectables, <50 copias / ml o <400 copias / ml), la evidencia preliminar de varios estudios sugiere que la proporción de aquellos con 50 copias ml o más y menos de 1000 copias/ml es pequeña, por lo que no se requiere ningún ajuste adicional.
 
La supresión de la carga viral se puede medir utilizando tres fuentes de datos diferentes: (1) datos clínicos y de programas; (2) encuestas representativas a nivel nacional (como PHIA); o (3) indicadores de alerta temprana de las encuestas sobre farmacorresistencia del VIH. Los países deben reportar los datos de cualquier fuente que sea más reciente y representativa a nivel nacional.
 
1. Pruebas rutinarias de supresión de carga viral de personas en tratamiento antirretroviral recogidas a través de registros clínicos o de laboratorio o vigilancia de casos
 
Numerador. Los países deben informar el número real o estimado de personas a nivel nacional que tienen la carga viral suprimida durante el período del informe (ver la siguiente sección titulada “Informe del número real o estimado de personas con carga viral suprimida a nivel nacional” si desea más información).).
 
La prueba de carga viral debe ser rutinaria en lugar de episódica: por ejemplo, los resultados de una persona no deben incluirse si la prueba se realizó antes del inicio del tratamiento o cuando se sospechó la falla del tratamiento.
 
Si la carga viral se prueba repetidamente para una persona durante el año, solo se debe usar el último resultado de la prueba de rutina.
 
Denominador. Los modelos de estimación como Spectrum son la fuente preferida para el número de personas que viven con el VIH. ONUSIDA trabajará con los países para desarrollar un modelo Spectrum que se adapte a las estimaciones de personas que viven con el VIH si se utilizan estimaciones distintas de las generadas con Spectrum.
 
Si desea más información sobre la estimación del número de personas que viven con el VIH y reciben tratamiento para calcular el tercer 90, consulte el Indicador 1.2.
 
Informar del número real o estimado de personas a nivel nacional que tienen una carga viral suprimida. Si los países utilizan números reales o estimados de personas con la carga viral suprimida, depende de los niveles de cobertura de las pruebas de carga viral. En consecuencia, los países deben introducir el recuento de personas con una prueba viral anual y rutinaria entre las personas que reciben tratamiento. Para los países en los que la cobertura de pruebas sobre carga viral es del 90 % o superior, se debe especificar la cantidad real de personas con carga viral suprimidas entre las que reciben tratamiento y viven con VIH. Esto presupone que las personas que reciben tratamiento sin tener resultados de una prueba de carga viral no la han suprimido todavía.
 
En los países con una cobertura de prueba de carga viral entre el 50 % y el 90 %, se puede reportar el número estimado de personas que tienen la carga viral suprimida. ONUSIDA recomienda que la proporción de  personas que han conseguido la supresión entre todas las que se han sometido a la prueba se multiplique por el número de personas que reciben terapia antirretroviral cuando la supresión de la carga viral en las personas que no se han sometido a la prueba se considere la misma que entre las personas que se han sometido a la prueba.
 
Ejemplo: Un país con una estimación de 100 000 personas que viven con el VIH tiene pruebas de carga viral de rutina para 12 000 de las 24 000 personas que reciben terapia antirretroviral. La cobertura de pruebas de carga viral es del 50% y el país considera que el nivel de supresión de carga viral en la población que no se ha sometido a la prueba es similar al de la población que recibe tratamiento y ha recibido la prueba.. De las
12 000 personas analizadas, 10 000 personas tienen la carga viral suprimida. El número nacional estimado de personas que viven con el VIH con carga viral suprimida es de 20 000 [(10 000/12 000) x 24 000].
 
Cuando la supresión de la carga viral en la población que no se ha sometido a la prueba no es similar a la de la población que se ha sometido a la prueba, póngase en contacto con ONUSIDA para discutir los enfoques de estimación de este recuento.
 
Para los países que informan que la prueba de supresión de carga viral es inferior al 50 % solo se debe reportar el número de pruebas de carga viral de rutina. No suele ser posible estimar el porcentaje de personas que viven con el VIH o aquellos en tratamiento que tienen carga viral suprimida cuando pruebas de carga viral no están disponibles rutinariamente. Los países que deseen utilizar datos con una cobertura de prueba de
carga viral inferior al 50 % deben discutirlo con ONUSIDA para determinar si el porcentaje de la población que ha conseguido la supresión tiene un nivel similar al de la población sin acceso a la prueba.
 
Importante: los países que han realizado evaluaciones de calidad de datos o revisiones que monitorean hasta qué punto las instalaciones pueden informar con precisión la cantidad de personas que tienen la carga viral suprimida durante los períodos de informe deben ajustar los datos del numerador del programa para dar cuenta de estas incoherencias. ONUSIDA trabajará con los países para acordar un conjunto de mejores prácticas específicas para el país para ajustar los datos de los programas informados.
 
2. Recientes encuestas de población representativas a nivel nacional.
 
Numerador. La proporción con carga viral suprimida que se reporta entre las personas que dieron positivo en la encuesta debe multiplicarse por la cantidad total de personas que se estima viven con el VIH a nivel nacional para obtener el número total de personas que tienen una carga viral suprimida. Este valor puede exagerar un poco la cantidad de personas que son suprimidas viralmente entre las que reciben tratamiento, ya que se incluirán algunas personas que suprimen el virus de forma natural y no reciben tratamiento.
 
Nota: Los países que usan datos de la encuesta aún deben informar sobre el número de personas en tratamiento con pruebas de carga viral de rutina durante el período del informe.
 
Para el denominador. Los modelos de estimación como Spectrum son la fuente preferida para el número de personas que viven con el VIH. ONUSIDA colaborará con los países para desarrollar un modelo Spectrum que se adapte a las estimaciones de personas que viven con el VIH si se utilizan estimaciones distintas de las generadas con Spectrum. Si desea más información sobre la estimación del número de personas que viven con el VIH y reciben tratamiento como parte del cálculo del tercer 90, consulte el Indicador 1.2.
 
3. Indicadores de alerta temprana sobre la resistencia a los medicamentos para el VIH
 
Numerador. La proporción de las personas con carga viral suprimida reportadas entre las personas en la encuesta se debe multiplicar por el número total de personas que reciben tratamiento antirretroviral a nivel nacional; esto proporcionará la cantidad total de personas que tienen una carga viral suprimida. Se pueden usar los datos de cohortes de 12 o 48 meses.
 
Nota: Los países que usan datos de encuestas aún deben informar sobre el número de personas en tratamiento con pruebas de carga viral de rutina durante el período del informe.
 
Denominador. Los modelos de estimación como Spectrum son la fuente preferida para el número de personas que viven con el VIH. ONUSIDA colaborará con los países para desarrollar un modelo Spectrum que se adapte a las estimaciones de personas que viven con el VIH si se utilizan estimaciones distintas de las generadas con Spectrum. Si desea más información sobre la estimación del número de personas que viven con el VIH y reciben tratamiento como parte del cálculo del tercer 90, consulte el Indicador 1.2.
 
 
 
 
Measurement frequency

Anualmente

Disaggregation
  • 0-14 años para niños y 15 años o más por sexo (hombres y mujeres) para adultos; los datos informados para edad o sexo desconocidos se deben asignar a las celdas de datos desglosados por edad y sexo utilizando la misma distribución de los datos con la edad y el sexo conocidos. Estos ajustes deben anotarse en el cuadro para información adicional.
  • Según esté disponible. Desglose por edad y sexo detallados: <1 año, 1-4 años, 5-9 años y 10-14 años para niños y 15-19 años, 20-24 años, 25-49 años y más de 50 años por sexo (hombres y mujeres) para adultos; por género (hombres, mujeres y otro género) para adultos.

 

  • Ciudades y otras áreas administrativas de importancia
Additional information requested
Deberán ofrecerse datos específicos para este indicador. Se ha creado un espacio en la herramienta de entrada de datos GAM para que se provea en él información para la ciudad capital y una o dos ciudades más que sean clave por su alta relevancia epidemiológica, como aquellas que tienen una mayor carga del VIH o que se han comprometido a poner fin al sida para 2030.
Strengths and weaknesses
Cuando se recopilan datos sobre pruebas sobre supresión de carga viral en relación con todas las personas que reciben terapias antirretrovirales o de muestras nacionalmente representativas, esta medición ofrece importante información sobre observancia del tratamiento, eficacia de los tratamientos y riesgo de transmisión del VIH a niveles individuales y programáticos. Además de este indicador, los países que recopilan datos sobre la retención y la supresión viral a los 12 meses entre las cohortes pueden encontrar útil triangular estas diferentes medidas para describir el impacto de la terapia antirretroviral efectiva.
 
A pesar de la importancia del indicador, pueden surgir varios desafíos al monitorearlo con precisión utilizando los datos del programa actualmente disponibles. En primer lugar, debido a que la capacidad de monitoreo de la carga viral se está ampliando pero sigue siendo limitada en entornos de bajos ingresos, las estimaciones de la supresión de la carga viral en la población sometida a la prueba pueden ser no representativas de la población no evaluada cuando se mide a través de datos del programa. Este es especialmente el caso si la proporción de personas que inician recientemente el tratamiento es alta o si el aumento de las pruebas está sesgado en sitios de mayor o menor rendimiento. Al asumir que los niveles de supresión de la carga viral son los mismos en la población analizada y no probada, o si los sitios de mayor capacidad tienen acceso a las pruebas, se puede exagerar el avance hacia los objetivos 90-90-90.
 
Un segundo desafío que surge de los datos del programa actualmente disponible es que la prueba de carga viral puede realizarse selectivamente para determinar cuándo iniciar el tratamiento o identificar posibles fallas de tratamiento. Los datos informados de las pruebas de carga viral de personas con sospecha de fracaso del tratamiento subestimarán los niveles de supresión de carga viral. ONUSIDA recomienda que los países revisen de cerca los datos informados para excluir las pruebas no rutinarias.
 
Un tercer desafío cuando se usan datos de programas de rutina es que los datos de pruebas de carga viral solo se informan para el subconjunto de personas que reciben tratamiento antirretroviral. Esto puede subestimar la supresión general del nivel de la población, ya que las personas que suprimen el virus de forma natural no se incluirán en el numerador. ONUSIDA está examinando la evidencia disponible de cohortes y encuestas de población para cuantificar y ajustar mejor este valor final al informar sobre el progreso global y regional hacia el Indicador 1.4.
 
Further information
ONUSIDA, OMS. Guidelines on monitoring the impact of the HIV epidemic using population-based surveys. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2015 (http://www.who.int/hiv/pub/guidelines/si-guidelines-population-survey/en).
 
Consolidated guidelines on the use of antiretroviral drugs for treating and preventing HIV infection. Recommendations for a public health approach— second edition. Ginebra: Organización Mundial de la Salud;
 
Consolidated strategic information guidelines for HIV in the health sector. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2015 (http://www.who.int/hiv/pub/guidelines/strategic-information-guidelines/en).
 
Directrices de la OMS sobre tratamiento y atención sanitaria (http://www.who.int/hiv/topics/treatment/en/index.html).
Tags