La prevalencia del VIH entre los profesionales del sexo

Export Indicator

Porcentaje de profesionales del sexo que vive con el VIH
What it measures

Los progresos realizados en la reducción de la prevalencia del VIH entre los profesionales del sexo.

Rationale

Los profesionales del sexo suelen tener una mayor prevalencia del VIH que la población general, tanto en epidemias concentradas como generalizadas. En muchos casos, la prevalencia entre estas poblaciones duplica a de la población en general. La reducción de la prevalencia entre los profesionales del sexo es una medida fundamental dentro de la respuesta nacional al VIH.
Los países con epidemias generalizadas también podrían tener una subepidemia concentrada entre los profesionales del sexo. En tal caso, es oportuno calcular este indicador para esas poblaciones e informar al respecto.

Numerator

Número de profesionales del sexo cuyo resultado en la prueba del VIH fue positivo.

Denominator

Número de profesionales del sexo que se sometieron a la prueba del VIH.

Calculation

Numerador / Denominador

Method of measurement

Grupo de Trabajo ONUSIDA/OMS para la Vigilancia Mundial del VIH/SIDA y de las STD: directrices entre las poblaciones con mayor riesgo de contraer el VIH (OMS/ONUSIDA, 2011).
Este indicador se calcula usando los datos de las pruebas del VIH realizadas a los entrevistados en el o los principales centros de vigilancia centinela.
Los centros de vigilancia centinela utilizados para el cálculo de este indicador deben permanecer constantes para permitir el seguimiento de los cambios con el transcurso del tiempo.

Frecuencia de medición:
Annual

Desglose:
• Sexo (mujer, hombre, transgénero)
• Edad (

Measurement frequency

Annual

Disaggregation

Age group: (greater than) 25 years

Gender: Female, Male

Explanation of the numerator
Explanation of the denominator
Strengths and weaknesses

En teoría, la mejor forma de evaluar los progresos realizados para reducir la incidencia de las nuevas infecciones es vigilar los cambios de incidencia en el transcurso del tiempo. Sin embargo, en la práctica, son los datos de prevalencia, más que los de incidencia, los que están disponibles. Al analizar los datos de prevalencia de los profesionales del sexo para la evaluación del impacto del programa de prevención, es conveniente no analizar únicamente a los jóvenes, sino informar sobre las personas con nuevos comportamientos que les exponen a contraer el VIH (p. ej. limitando el análisis a las personas que practican el comercio sexual desde hace menos de un año). Asimismo, este tipo de análisis tiene la ventaja de no verse afectado por el efecto de la terapia antirretrovírica en el incremento de la supervivencia y, por lo tanto, en la creciente prevalencia.
Si hay estimaciones de la prevalencia desglosadas según el tiempo que se haya practicado el comercio sexual (más de un año o menos de un año), se recomienda encarecidamente a los países que notifiquen tal desglose en su informe nacional sobre los progresos realizados, y que utilicen el apartado de comentarios de la herramienta de notificación para presentar las estimaciones desglosadas de este indicador.
Debido a las dificultades que plantea el acceso a los profesionales del sexo, es probable que los sesgos en los datos de serovigilancia sean mucho más significativos que en los datos de una población más generalizada, como las mujeres que acuden a centros de asistencia prenatal. Si existen dudas acerca de los datos, será preciso tenerlas en cuenta al interpretarlos.
Para interpretar este indicador resulta esencial saber cómo se relacionan las poblaciones de la muestra con poblaciones más amplias que muestren comportamientos de riesgo similares. El período durante el cual las personas pertenecen a una población clave está más estrechamente asociado que la edad al riesgo de contraer el VIH. Por tanto, es aconsejable no limitar el análisis a los jóvenes, sino también informar sobre otros grupos de edad.
Las tendencias en la prevalencia del VIH entre los profesionales del sexo de la capital son una indicación útil del desempeño del programa de prevención del VIH en esa ciudad. Sin embargo, no serán representativas de la situación del país en su totalidad.
La adición de nuevos centros centinela aumentará la representatividad de las muestras y, por lo tanto, producirá una estimación puntual más sólida de la prevalencia del VIH. Sin embargo, la incorporación de nuevos centros centinela reduce la posibilidad de comparar los valores. Por esto, en el momento de realizar los análisis de tendencias, es importante excluir los nuevos centros del cálculo de este indicador.
Si los datos son subnacionales, incluya el desglose por área administrativa en el campo de comentarios. Envíe la versión digital de cualquier informe de encuestas utilizando la herramienta para subir documentos.
En anteriores rondas de notificación, varios países informaron de la prevalencia del VIH entre subpoblaciones de mujeres transgénero a través del apartado de comentarios adicionales en la herramienta de presentación de informes en línea del GARPR. Ello demuestra que los datos pueden obtenerse en diferentes entornos.

Further information

Para obtener más información, consulte los siguientes enlaces:
http://www.unaids.org/en/HIV_data/Methodology/default.asp
Directrices revisadas sobre el seguimiento del VIH en las poblaciones clave con mayor riesgo: Grupo de Trabajo ONUSIDA/OMS para la Vigilancia Mundial del VIH/SIDA y de las STD. Guidelines on surveillance among populations most at risk for HIV. Ginebra, ONUSIDA, 2011 (http://www.unaids.org/en/media/unaids)
contentassets/documents/epidemiology/2011/20110518_Surveillance_among_most_at_risk.pdf
Operational Guidelines for Monitoring and Evaluation of HIV Programmes for Sex Workers,
Men who have Sex with Men, and Transgender People. MEASURE Evaluation
(www.cpc.unc.edu/measure/publications/ms-11-49a).